De Sant Cugat al Velòdrom d’Horta

Habíamos quedado con Jordi y Montse a las 9 en la parada del Mundet (L3) así que nos levantamos a las 7, nos pusimos el equipo de trekking, desayunamos, cogimos la PDA, el GPS, la mochila y nos pusimos en camino. Llegamos al Velòdrom d’Horta un poco antes de las 9, aparcamos el coche y fuimos andando hasta la estación de metro. Al poco rato llegaban ellos, bajamos al metro, compramos los billetes y cogimos el que pasaba dirección Zona Universitaria y nos bajamos, 7 paradas después, en Diagonal. Allí hicimos transbordo a la línea de los ferrocarriles catalanes, la de Provença, para coger el que nos llevaría a Sant Cugat. Nosotros tomamos el S5 pero también podríamos haber cogido el S1, S2 o el S55.

Llegamos a Sant Cugat a las 10.05 y cuando salimos de la estación encendí el GPS, últimamente le cuesta un poco coger cobertura, o al menos me lo parece a mí. Empezamos a caminar a las 10.13 y nos dirigimos, por una calle con muchas tiendas comerciales, hacia el Monestir de Sant Cugat donde tomé estas fotos.

Monestir de Sant Cugat

Rosetón del Monestir de Sant Cugat

Después continuamos hasta el Parc Rural Torre Negra y tomamos la ruta B06. Medio kilómetro más tarde nos encontramos con el emblemático Pi d’en Xandri que cuenta con más de 230 años de antigüedad según la información obtenida en Viquipedia y que en 1997 sufrió un intento de tala tal y como se puede ver en la fotografía.

Pi d’en Xandri

Corte en la base del Pi d’en Xandri

Seguimos caminando y llegamos a Can Borrell, un restaurante especializado en cocina catalana que está a unos 2,5km. Dejamos atrás la masía y nos adentramos en una zona boscosa, donde los rayos de sol luchaban por abrirse paso entre las copas de los árboles.

Bosque Bucólico

Unos 10 minutos después tomamos un sendero que sale por el lado izquierdo del camino en dirección al Turó de Sant Medir. Es bastante estrecho y empinado y transcurre todo el rato por el bosque.

Tramo subido

Tramo por subir

Después de media hora de subida llegamos al Mirador de Maria Gispert desde donde, en un día despejado, se pueden apreciar unas maravillosas vistas de Barcelona y sus alrededores. Lástima que la capa de contaminación que cubría la ciudad no permitía ver gran cosa :/ Aquí descansamos unos 30 minutos mientras comíamos unas galletas y aprovechábamos para hacernos unas fotos.


Cuando terminamos de comer empezamos a bajar, tomamos la dirección que lleva hacia el Turó del Trac y más tarde hasta Castell Fortí para terminar en el Parc del Laberint y después en el Velòdrom d’Horta donde habíamos aparcado el coche unas horas antes.

Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track, pulsa AQUÍ (Sólo Ida)