Montmeló – Castell de Sant Miquel pasando por el Coll de Can Corbera

El sábado empezamos a caminar más o menos sobre las 8,30am. Todavía no teníamos muy claro que ruta hacer, hacia donde ir, pero al final nos decantamos por otro de los caminos que vimos cuando hacíamos la ruta hacia el Castell de Sant Miquel. Creíamos que ese otro camino nos llevaría al castillo pero por la parte de atrás, pero claro, había que probarlo así que nos dirigimos hacia allí. Cuando llegamos al Coll de Mercadey nos encontramos con un cruce, si giramos hacia la izquierda llegamos al castillo con la ruta del primer día, si giramos a la derecha nos lleva a Martorelles y si seguimos recto… ya veremos donde acabamos 😀 El paisaje mola por este lado, hay un caminito que pasa por en medio del bosque, huele a hierba y tierra mojada y sólo se escuchan los pajarillos cantar.

Al final de este camino, nos encontramos un grupo de piedras que me hace preguntarme que uso le darían años atrás, ¿se reunían allí “per fer la xerradeta”? o ¿era algún sitio donde los peques jugaban?

Un poco más adelante se acaba el bosque y se ven campos de cultivos a ambos lados incluso nos encontramos una zona apartada con colmenas que no sabemos si están abandonadas o no porque no se veían abejas revoloteando por allí. Es la zona del mapa que hay entre Can Girona y Coll de Can Corbera. Llegamos a un cruce donde salían 3 caminos: por el que llegábamos era uno de ellos, dirección a Can Girona. A mano derecha salía el que iba a Can Gurri y a mano izquierda el que subía al Castell de Sant Miquel y fue éste el que cogimos.

Empezamos a subir, seguimos subiendo y al al rato vemos que se acaba el camino pero a mano izquierda se puede ver otro más estrecho entre los árboles y lo cogemos pero antes, nos hacemos unas foticos.

Como pensábamos este camino sube al castillo. La cuesta es ya un poco más empinada pero se sube mucho mejor que por el otro lado de la montaña. Nos paramos en el mismo sitio que el otro día a comernos unas galletas mientras admirábamos las vistas que se aprecian desde allí y entre tanto me dediqué ha hacerles unas cuantas fotos a los líquenes de las piedras.

Bajamos por el otro lado de la montaña por una especie de camino-riera. Hay que ir con un poco de cuidado salvo que seas una cabra y se te de bien eso de bajar saltando de roca en roca 😛 Una vez abajo (es un trozo pequeño) ya estábamos de nuevo en el camino principal y de vuelta en dirección donde dejamos el coche. En total fueron 16,06km., en 3h 40min., con un desnivel máximo de 346m y máx. pendiente de 20,88%

Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track pulsa AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *