1er. Intento al Ibón de Cregüeña

El domingo nos levantamos más tarde de lo previsto, por la noche cayó una tormenta en el camping impresionante y duró bastante rato. Truenos, relámpagos, ráfagas de aire. Se centró en nuestra zona y en un radio de unos 2 kms. con lo que no pudimos dormir mucho. Acostumbrados como estamos a estar protegidos en casa frente a una tormenta, el hecho de que tan sólo te separe de ella una fina capa de tela hace que te sientas muy vulnerable. Así que un poco adormilados todavía desayunamos, nos preparamos unos bocatas y salimos para hacer la ruta prevista. Yo no las tenía todas conmigo ya que me notaba bastante cansada pero aún así lo intenté. Total, a veces cuando te pones recuperas fuerzas y lo que al principio te parecía poco probable al final lo consigues.
Llegamos al Valle de Vallbierna, desde donde salía hacia la izquierda una pista que llevaba al Puen de Cregüeña. En cambio, hacia la derecha te lleva hasta el Refugio de Corones.

Aparcamos el coche y comenzamos a caminar, nuestro destino: el Ibón de Cregüeña. En media hora llegamos hasta el desvío, lo tomamos y a partir de ahí el camino empezó a subir en una fuerte pendiente por el lado izquierdo del río Cregüeña. Después de subir durante una hora y viendo que mí forma física seguía sin aparecer decidimos bajar.

Tardamos 45 min. más en desandar lo andado y como ya teníamos hambre pensamos que podríamos comer a la orilla del río Ésera. Habíamos visto un sitio antes que podía estar bien así que nos dirigimos hacia allí. Quince minutos después llegábamos a la casa en ruinas y de ahí al río.

Sacamos los bocatas, de butifarra blanca, por cierto :P, y nos pusimos a comer mientras contemplábamos el romper de las aguas contra las rocas. La corriente es bastante fuerte y hay carteles por todos lados en el que se advierte de no entrar en el cauce del río pues puede ser peligroso, no tanto por la fuerte corriente sino por el aumento repentino del nivel del agua.

Un poco antes de marcharnos nos hicimos esta foto con nuestros sombreritos nuevos. ¿A que estamos wapos? 😛

Llegamos al coche y salimos de la pista en dirección a la carretera principal. Justo en frente, al otro lado de la carretera, cae un chorro de agua potable y aprovechamos para llenar de agua las botellas, pensábamos que estaría fresca pero nos equivocamos, estaba HELADA!! Giramos hacia la derecha y seguimos la carretera hasta el final de la misma. Después volvimos hacia atrás y bajamos hasta Pllan dels Bañs desde donde hicimos una fotografía a los Baños de Benasque pero no subimos hasta allí.

Y al pie de la carretera nos encontramos varias cascadas, una de ellas tenía un agujero cuadrado, hecho en el arcén de la misma para que el agua cayera por ahí y bajara hasta el río. Al lado de esa cascada estaba esta otra.

Después de hacer estas últimas fotografias volvimos al camping, nos duchamos, leímos un rato y luego la cena y a dormir.



2 comments to 1er. Intento al Ibón de Cregüeña

  1. la Naturaleza es lo que valeeeeee…

    salut

    joan

  2. Joana dice:

    Hace un año y pico bien largo también intentamos subir al lago pero el mal tiempo nos disuadió del intento. Recuerdo que aquella pendiente era un buen rompepiernas.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *