Fin de Semana en Oix (Alta Garrotxa)

Un Maravilloso Atardecer…

De nuevo, este fin de semana, estuvimos en Oix y es que la zona nos encanta 🙂 Está cerca de casa, es bastante tranquila, hay montañas (que es lo que más nos gusta) y montones de rutas aún por descubrir.

Como íbamos con Jordi y Montse alquilamos un bungalow en el mismo camping que la otra vez, La Soleia d’Oix. A las 4,30 estábamos en Castellfollit de la Roca comprando los embutidos para los bocadillos de las comidas, en la carnicería Pujolar. Las otras veces también los hemos comprado ahí y la verdad es que están buenísimos.

Antes de tomar el desvío que nos llevaría hasta el pueblo de Oix tomé esta panorámica de Castellfollit, un pequeño pueblo situado sobre una pared de basalto de unos 50 metros de altura y 1 km. de longitud. Dicha pared se formó debido a la acción erosiva de los ríos Fluvià y Toronell sobre los restos de las corrientes de lava procedentes de las erupciones volcánicas que tuvieron lugar hace miles de años (información extraída de aquí).

Castellfollit de la Roca

Cuando llegamos al camping pasamos por recepción para que nos dieran las llaves del bungalow y las sábanas y de paso encargamos un par de barras de pan gallego para la cena. Nos gusta el hecho de que ellos mismos nos preparan el pan a la hora que nosotros queremos, de esta forma siempre comemos pan recién hecho y sin tener que desplazarnos hasta el pueblo.

Como todavía era pronto para que Jordi y Montse llegaran dimos un paseo hasta el pueblo donde aproveché para tomar estas fotos de la Esglesia Parroquial de Sant Llorenç.

Esglesia de Sant Llorenç d’Oix

Se trata de un edificio rectangular, de una sola nave, originaria del siglo XII y reformada en el siglo XIV con un absis semicircular y un campanario de torre que fue construido aprovechando un antiguo campanario de espadaña de dos ojos.

Campanari de l’Esglesia de Sant Llorenç d’Oix

La iglesia se encuentra sobrealzada y está dotada de aspilleras defensivas alrededor de todo el piso superior. El edificio ha sufrido muchas modificaciones y restauraciones, la última de las cuales fue en 1960 (toda esta información la he sacado del libro: “En cotxe per la muntanya” de Santi Flaquer)

Esglesia de Sant Llorenç d’Oix

Jordi y Montse llegaron sobre las 7, recogimos las cosas, hicimos las camas y como aún era pronto para cenar aproveché que me había llevado el portátil con las fotos de Irlanda para enseñárselas ya que ellos sólo habían visto algunas. Eso nos ocupó el tiempo hasta las 8,30 que fue cuando fueron a recoger el pan y mientras, nosotros pelábamos las patatas y la cebolla para una tortilla, de patatas, claro 😛

Hay que decir que la tortilla terminó siendo revoltijo de huevos, patatas y cebolla 😛 y no por culpa de la cocinera, que era yo, sino porque la sartén que había en el bungalow daba penita. Pero… estaba riquísima (modestia aparte :P) y no quedaron ni las migas. Después de cenar fregamos los platos, estuvimos comentando un poco la ruta del día siguiente y nos fuimos a dormir.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *