Desde el Coll de Jou al Refugio de Marialles

Salimos el viernes por la tarde hacia Vernet les Bains, habíamos reservado una habitación en el Hotel Princess pues pensábamos subir al Canigó el sábado. Llegamos sobre las 20h. El recepcionista, muy amablemente, nos acompañó hasta la habitación, nos explicó el funcionamiento de la tele y nos recordó que no se podía fumar en la habitación. Pensábamos que, al estar tan cerca de Cataluña, hablarían, o al menos entenderían el catalán, pero no fue así y como nosotros no tenemos ni idea de francés nos comunicamos en el idioma universal, el inglés. Para cenar, nos habíamos preparado unos bocadillos, de lomo embuchado, en casa y mientras mirábamos un programa de circo en la tele nos los comimos, después nos fuimos a dormir.

De madrugada me despertaron unos truenos, llovía y la temperatura había bajado un par de grados pero en la habitación, se estaba bien. Habíamos dejado la ventana un poco abierta y entraba una ligera brisa así como un fuerte olor a tierra mojada. La campana de la iglesia dio las 4. Me volví a dormir con el rítmico ruido de la lluvia.

Me desperté de nuevo a las 6 con las primeras luces del día, volvía a llover y todavía no había suficiente claridad como para saber cuan tapado estaba el cielo. Seguí un rato más en la cama. A las 7,15 salíamos del hotel en dirección al refugio de Marialles desde donde empezaríamos la ruta hacia El Canigó. El día estaba despejado, había algunas nubes pero nada preocupantes. Llegamos al Coll de Jou y allí nos asaltaron las dudas, podíamos llegar hasta el refugio en coche o no?. Como no lo teníamos nada claro aparcamos allí mismo y decidimos subir andando.

Yo, en Coll de Jou

El sendero transcurría a través de un bosque verde y sombrío lo cual era de agradecer incluso a esas horas de la mañana. La tierra estaba húmeda por la lluvia de la noche anterior y se escuchaba el rumor lejano del agua que bajaba por el Barranc de Trabés. Nos adelantó una chica que sólo lleva una botella de agua en la espalda, más tarde nos la encontramos cuando bajaba corriendo. Parece que esa ruta la utilizan de entrenamiento pues estando ya en el refugio vimos un grupo, también ligero de equipaje que después de descansar un poco también bajaron haciendo footing. Pasada la Font Freda, cuando ya estábamos más o menos a mitad del recorrido tuvimos la suerte de ver este mar de nubes.

Mar de Nubes

Llegamos al refugio de Marialles 90 minutos después. El paisaje era, bueno, es precioso! Había un montón de gente por allí e incluso pudimos ver unas cuantas tiendas de campaña. Hice unas fotos y dimos una pequeña vuelta por los alrededores.

Vistas desde el Refugio de Marialles

Pero no pudimos ir muy lejos, 5 minutos después de llegar la niebla envolvió todo y apenas se podía ver más allá de unos metros. Un señor de los que estaban por allí se puso hablar con nosotros, medio en francés medio en catalán nos explicó que hacía ya un tiempo se cayó una cruz de una cima de por allí, creo que era la cruz de la Llipodera, y que subían a colocarla de nuevo. También nos confirmó que no había ningún problema en acampar allí.

Refugio de Marialles envuelto por la niebla

La Niebla y Yo

Como la niebla continuaba cubriéndolo todo, decidimos volver y dejar la ascensión al Canigó para otra ocasión. Había refrescado considerablemente por lo que, sin pararnos, nos comimos unas galletas, y empezamos a bajar. Como anécdota del día, íbamos por el camino charlando tranquilamente cuando de repente escuchamos un grito unos metros más adelante, con la niebla no habíamos visto a un perro, un mastín creo que era, con su dueño. El perro que venía corriendo hacia nosotros, el dueño gritándole al perro que se parara y nosotros el susto que nos pegamos, no tanto por el perro que todavía no habíamos visto, si no por el grito que pegó el dueño! Cuando el perro llegó a nuestra altura ni siquiera nos ladró, sólo tenía ganas de jugar 😛

Tardamos 1h 15m en llegar hasta el coche. Abajo seguía todo lleno de niebla por lo que decidimos volver a casa.

Gráfica de la Subida

Otros Datos de Interés

Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track pulsa AQUÍ



2 comments to Desde el Coll de Jou al Refugio de Marialles

  1. JOSE ANTONIO dice:

    Muy guapas las fotos!!!!
    El Canigó es una montaña muy especial, con muy buenas vistas. Pero con niebla no vale la pena jugársela,… ya habrá otra ocasión de disfrutar de este lugar.
    Un abrazo montañero.

  2. xenaia dice:

    Gracias por visitar mi blog, Jose Antonio, me alegro de que te hayan gustado las fotos 🙂 Coincido contigo en que en la montaña no vale la pena jugársela. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *