Excursión a la Playa del Masnou


Nos levantamos prontito, a las 6, desayunamos, preparamos unos bocatas, metimos las cosas en las mochilas y salimos. Ese día queríamos llegar hasta la playa, darnos un chapuzón, almorzar y volver en tren.

La primera parte del camino era conocida. Llegamos al Coll de Can Corbera desde el bosque que transcurre paralelo a la pista que pasa por Can Girona, nos dirigimos hacia el Bosc de Can Gordi y luego hacia el Coll de la Font de Can Gurri. Por ahí teníamos que haber cogido un desvío que salía desde nuestra izquierda y llevaba al GR-92, pero, cuando nos dimos cuenta que lo habíamos dejado atrás ya estábamos a medio camino hacia le Turó d’en Galzeran, así que seguimos hasta allí. Antes de llegar a la torre de vigilancia nos desviamos y bajamos por los campos de viñedos. Una vez los dejamos atrás seguimos todo recto hacia abajo hasta llegar a Tiana. Pasamos entre el cementerio y la iglesia de la Mare de Deu de l’Alegria y nos encontramos con un abuelete muy simpático, Joan, que nos acompañó en nuestro recorrido mientras nos explicaba chistes que nos hicieron reír y algunas cosas del pueblo. Antes de seguir cada uno su camino nos indicó como llegar hasta la playa y nos regaló 2 tomates de su huerto que estaban buenísimos! Nada que ver con los que se compran en el súper.


Seguimos hacia abajo, no había pérdida, hasta que encontramos la vía del tren y un paso subterráneo para peatones a mano izquierda que atravesamos. Una vez al otro lado con la playa seguimos caminando por el paseo. Queríamos llegar lo más cerca posible de la estación de El Masnou a pesar de que la primera que nos encontramos fue la de Mongat Nord pero, como no estábamos seguros si en esa paraban los trenes, así que andamos una media hora más hasta quedarnos cerca de la misma.


Encontramos un sitio debajo de unas rocas bastante cerca del agua y allí extendimos las toallas y sacamos los bocadillos. Eran las 11 y el sol se hacía notar así que nos dimos un baño. El agua estaba un poco sucia pero al menos no encontramos medusas. Cuando nos cansamos de estar en el agua, recogimos las cosas, nos quitamos la sal y la tierra en las duchas que había allí al lado y fuimos a la estación. Perdimos por 1 min. el tren, cachis! y tuvimos que esperar el siguiente que no tardó en llegar, nos bajamos en la estación de El Clot e hicimos trasbordo a la C2 con tan buena suerte que cuando llegábamos al anden entraba nuestro tren y al poco rato estábamos en casa.

Gráfica de la Subida

Otros Datos de Interés

Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track pulsa AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *