Vacaciones en Chamonix, Cascada Du Dard

Como todavía teníamos algo tocadas las rodillas decidimos hacer una excursión más “light”, así que nuestro destino fue la Cascade Du Dard de 20 mts. a unos 45 min. si sales desde el parking de Grepon, peeeroooo hacer una excursión de 90 min. (ida y vuelta) nos resultaba demasiado sencillo, que íbamos hacer el resto de horas del día, nos preguntamos??? Por lo que decidimos salir desde el camping.

Tardamos unos 25 min. en llegar a Chamonix, dado que el día era perfecto, con un cielo totalmente azul y sin nubes ni niebla, nos adentramos un poco en el pueblo y aproveché para hacer una foto de la lengua de hielo del Glaciar de Bossons, que muere a escasos kilómetros del pueblo. El Glaciar de Bossons es considerado como la mayor cascada de hielo de Europa.

Continuamos hasta el parking, desde allí también sale el teleférico hacia Plan de l’Aiguille y Aiguille du Midi, los precios (21€ hasta Plan y 38€ hasta la Aiguille), a nuestro modo de ver bastante caros, sobre todo si quieres subir a todos pero a esas horas había una gran cola de gente esperando para subir.

Dejamos el parking atrás y tomamos el camino que sale desde el Camping Molliasses que se encuentra a pie de carretera. El camino es fácil de seguir y hay indicadores por todas partes. Nosotros tomamos el desvío hacia Plan de l’Aiguille y subimos sin prisa pero sin pausa por un sendero en muy buen estado que transcurría por en medio del bosque.

Casi 20 minutos después de haber tomado ese desvío encontramos otros indicadores, giramos hacia la derecha y continuamos subiendo, por aquí el bosque era menos tupido y pudimos apreciar unas estupendas vistas de todo el valle de Chamonix.

Pasaron otros 25 min. hasta que encontramos de nuevo indicadores y esta vez si que señalaban el camino hacia la Cascada Du Dard, comenzábamos a descender, el sendero nos llevó por húmedos y verdes bosques, llenos de musgo y setas.

A los 10 minutos de haber tomado este desvío pudimos ver un trozo de la cascada pero desde ahí no podía sacar ninguna foto ya que estábamos en la parte de arriba de la misma y tenía el sol de cara así que continuamos descendiendo hasta que por fin el camino se ensanchó un poco dando paso a un pequeño claro desde donde pudimos observar la caída del agua en todo su esplendor. Hacía bastante frío en ese trozo húmedo y sombrío por lo que nos pusimos las sudaderas, nos comimos unas galletas y me entretuve haciendo fotos.

Un puente de madera cruzaba el torrente y nos llevó hasta un bar-restaurante que llevaba el mismo nombre que la cascada, unas cuantas fotos más y retomamos el camino que nos llevaría de vuelta al camping Molliasses y después al parking de Grepon.

Pasamos por el pueblo para comprar pan y desde allí volvimos a buen ritmo al camping. Cuando llegamos nos duchamos, preparamos la comida y después de comer estuve arreglando el track del día ya que en la cascada se había vuelto loco y salían unas velocidades de 300km/h y no se cuantos kms. de recorrido 😛

Sobre las 18h. volvimos otra vez a Chamonix, esta vez en coche puesto que estábamos algo cansados, para comprar la cena y hacer algunas fotos más. Una vez allí nos acercamos hasta la zona desde donde salía la ruta hacia el Coll de Brevent, nuestro siguiente destino.

Sabíamos que estaban de obras y el recorrido que inicialmente habíamos pensado hacer estaba cortado así que teníamos que tomar una ruta alternativa que salía a unos 15 min. después de la primera. Una vez localizado el punto exacto volvimos a buscar el coche y de ahí al camping de nuevo donde nos conectamos un rato a Internet hasta que tuvimos hambre y fuimos hacer la cena, cenamos y a dormir. Al final, el día más “relajado” que queríamos hacer se convirtió en casi 20km andando :D. Sarna con gusto no pica… o eso dicen 😛

Gráfica de la Subida

Otros Datos de Interés

Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track pulsa AQUÍ
Si quieres descargar el otro Track pulsa AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *