Subida al Refuge d’Étang du Pinet


Al final no pudimos salir el viernes tal y como habíamos pensado inicialmente pero, ya que teníamos la idea hecha no quisimos desaprovecharla así que el sábado por la mañana nos levantamos tranquilamente, desayunamos, preparamos unos bocadillos para comernos por el camino, cogimos las mochilas que habíamos preparado la noche anterior y pusimos rumbo hacia l’Artigue en Francia.

Llegamos sobre las 14h, dejamos el coche en el parking que hay nada más pasar l’Artigue, junto a la central hidroeléctrica. Allí mismo hay dos o tres mesas de madera con bancos para sentarse y comer o simplemente descansar escuchando el rumor de las aguas del río cercano. Un poco más arriba hay unos lavabos y unos contenedores para tirar las basuras. El camino quedaba a mano izquierda de los mismos y estaba muy bien señalizado durante todo el trayecto, las marcas que teníamos que seguir era blancas y rojas. Continuamos por ese sendero y a los 10 minutos más o menos vimos el puente que nos llevaría a la otra orilla del río. Sus aguas eran completamente cristalinas y me imagino que estarían heladas!.

Seguimos por en medio de unos bosques de altos troncos, verdes y frondosos, llenos de musgo, sobre todo en la base lo que le daban un aspecto de cuento de hadas, casi esperaba ver algún duendecillo debajo de las muchas setas que vimos mientras duró nuestro paseo por allí. Así transcurrió nuestra primera hora. Se terminó el bosque y un poco después nos encontramos un refugio, me imagino que de pastores, que estaba cerrado con llave y en frente tenía una mesa con unos bancos para sentarse. De ahí salía uno de los caminos que llevan al Étang Sourd. Unos diez minutos después nos encontramos un par de pedrotes que para subirlos o bien utilizaba las manos o me convertía en Elastic Girl 😛

Llevábamos unas 2 horas caminando cuando el camino se dividió en dos. Nosotros continuamos hacia la derecha ya que el otro nos hubiera llevado al lago. De tanto en tanto nos parábamos un momento para beber y mirar el track pero preferí no hacer ninguna foto mientras subíamos para no perder el ritmo.

El camino seguía ascendiendo, ahora ya era un poco más escarpado y con más piedras pero aún así lo subíamos bien. Ayer comentábamos todas las veces que habíamos llevado las mochilas grandes sin que fuera necesario, solamente para acostumbrarnos a su peso sobre todo en las subidas. De no haberlo hecho así, creo que no hubiéramos sido capaces de subirlas, cargadas a tope como estaban, durante 3 horas y con un desnivel de 1000 metros. O quizás si, pero desde luego habríamos sobrepasado con creces nuestra forma física y eso, en la montaña, hay que procurar evitarlo.

Otra media hora más y otro desvío hacia el lago, parecía como si quisiera tentarnos para ir hacia él 😛 pero nosotros no hicimos caso y continuamos hasta nuestra meta 😀 que conseguimos 30 minutos más tarde. Habíamos tardado justo lo que marcaba en la web del refugio, 3 horas y estábamos mu contentos y mu felices 😀

Buscamos un sitio donde poder montar la tienda, no habían muchos lugares para elegir pero encontramos uno que quedaba bastante resguardado del viento y ahí la plantamos. Como era algo pronto para cenar aprovechamos lo que quedaba de luz para dar una pequeña vuelta por los alrededores y hacer algunas fotos. Desde ahí pudimos ver al fin el Étang Sourd y por supuesto el Étang du Pinet que da nombre al refugio.

La temperatura descendía por momentos así que fuimos a la tienda, cenamos y enseguida nos dormimos. De madrugada se levantó un fuerte viento que nos despertó. Sacamos la naricilla de dentro del saco y el frío que hacía nos hizo esconderla de nuevo y seguir durmiendo, así hasta las 7 de la mañana del domingo. Todavía estaba oscuro dentro de la tienda pero faltaba ya poco para que amaneciera. Me preguntaba si desde ahí se vería bien el amanecer y por que lado saldría el sol pero no fui capaz de vestirme y salir afuera para averiguarlo 😛

A las 8 nos levantamos, nos tomamos un cacaolat, desmontamos la tienda, que por cierto estaba toda escarchada y comenzamos el descenso. andamos unos 15 minutos hasta encontrar una gran piedra, a la que ya le daba el sol, ideal para sentarnos sobre ella y almorzar un poco más. Mientras comíamos fuimos entrando en calor y nos despojamos de algunas de las varias capas de ropa que llevábamos.

Calentitos y con el estómago algo más lleno seguimos descendiendo. Encontramos gente subiendo, aunque tampoco demasiada. Aproveché para hacer algunas fotos más y casi sin darnos cuenta llegamos al bosque y una hora más tarde al parking donde nos preparamos otros bocatas, nos pusimos ropa más cómoda y volvimos a casa.

Gráfica de la Subida

Otros Datos de Interés

Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track y los WP’s pulsa AQUÍ



2 comments to Subida al Refuge d’Étang du Pinet

  1. JOSE ANTONIO dice:

    La 1ª foto es de concurso, es preciosa, me encanta.
    Esta zona está cercana a la Pica d´Estats ? A cuantos kms está desde BCN ?
    tuvisteis que pasar un poco de frío, no?
    Un abrazo.

  2. xenaia dice:

    Gracias Jose Antonio, me alegro de que te guste la foto. Si, desde el refugio se sube a la Pica d’Estats en un par de horas creo recordar. Desde Barcelona está a 250km. más o menos. Y si, hacía un poco de frío 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *