Fonts de Martorelles

El domingo habíamos quedado a las 7 de la mañana con Kese y Vege para hacer una nueva ruta visitando algunas de las numerosas fuentes que hay por la Serralada Litoral por lo que, después de desayunar, nos dirigimos con el coche hasta el punto desde donde saldríamos en Santa María de Martorelles.

Gracias a la web de Francesc, sabíamos la situación de las fuentes y más o menos había preparado el recorrido que íbamos a seguir.

El inicio de la ruta transcurre en sus primeros 10 minutos por la carretera. Esa parte no nos gustó mucho ya que preferimos caminar por tierra y no por asfalto pero a veces es lo más factible, sobre todo cuando no conoces muy bien la zona por donde vas a caminar. Después vinieron otros 10 minutos por las calles del pueblo hasta que por fin, llegamos a lo que sería el inicio del camino. El porque no comenzamos desde ahí mismo es sencillo. Dado que a la vuelta y sobre mapa, no vimos ningún camino que nos llevara hasta allí hubiéramos tenido que andar unos 45 min. sobre asfalto, cansados, sudorosos y hambrientos así que preferimos hacer mitad y mitad.

La primera fuente que visitamos ya la conocíamos, era la de la Mercè, por la cual hemos pasado innumerables veces y siempre la hemos visto con agua. A pesar de que hay un cartel que indica que el agua no es potable, en el rato que estuvimos allí bebieron de ella 3 personas así que me pregunto si es que no fue potable en su día y se olvidaron de quitar el cartel, si la gente no ve el indicador ya que está en lo alto de un árbol o si confían en que no les hará daño… una incógnita.

Después de la fotico seguimos por el camino en dirección a la siguiente fuente, la de Can Gurri. Cuando llegamos allí (hacía tiempo que no pasábamos) vimos que 2 de los 3 árboles a cuya sombra nos sentábamos estaban caídos, me imagino que por aquellos vientos tan fuertes que hubo este invierno pasado, nos dio un poco de pena, tan grandes, tan fuertes, tan altos y sin embargo derribados por las mismas fuerzas de la naturaleza que los hicieron crecer así 🙁

De la Font d’en Gurri aún caía un chorrillo de agua, siempre la hemos visto así con un caudal pequeñito pero continuo.

Normalmente hubiéramos vuelto sobre nuestro pasos para tomar el camino hacia el Coll de la Font de Can Gurri pero esta vez, pasamos por encima de uno de los árboles caídos y tomamos un sendero diferente. Un poco antes de llegar a la pista principal estaba nuestra siguiente fuente, la del Llorer. Esta no la conocíamos y como su nombre indica está bajo un gran laurel.

Aprovechamos el momento para que nos hicieran una foto los dos juntitos 🙂

Seguimos caminando, ahora ya, por la pista principal hacia el Turó d’en Galzeran. En un principio habíamos pensado bajar hasta los viñedos y subir por el otro lado pero al final nos despistamos y los pasamos de largo. Llegamos a una bifurcación. Uno de los caminos nos llevaría de vuelta yendo a parar al Coll de Can Gurri. El otro iba hacia la Nau pero nosotros tomamos el sendero creado por una riera y llegamos al Turó de la Creu donde, como su nombre bien indica, había una pequeña cruz grabada en piedra, tipo lápida pero en pequeño lo que me hizo preguntarme… ¿que pudo ocurrir allí para que alguien colocara la cruz y ese lugar, hasta entonces, quizás desconocido, pasara a ser el Turó de la Creu? Supongo que sólo las personas mayores que queden por la zona podrán conocer esa historia.

La siguiente fuente que tenía localizada era la de la Teula pero en el mapa señalada antes la Font del Ferro y aunque no estaba entre las de Francesc intentamos encontrarla, sin éxito ninguno 🙁 Al final, después de dar unas cuantas vueltas andando y desandando lo andado, desistimos de nuestro empeño y nos dirigimos, ahora si, a la Font de la Teula y después de hacerle una foto continuamos hasta la Font de Sant Domenech del Ca, más conocida como Font del Ca, a la cual llegamos casi media hora después. Esta zona era bastante amplia, con una mesa grande de picnic, una pequeña cueva y espacio suficiente para que los críos jueguen aunque no se si hay alguien que lo utilice actualmente.

Cerca de aquí y ya llegando a Santa María de Martorelles encontramos la Font de Sunyera y ya, en el mismo pueblo la Font de Baix.

Siguiendo el camino cruzamos unos viñedos, atravesamos un bosque y de nuevo llegamos al asfalto, 10 minutos después al coche y después a casa.

Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track pulsa AQUÍ

Gráfica de la Subida

Otros Datos de Interés



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *