De Ibdes a Jaraba

Jaraba

Ayer fuimos a Jaraba. Cogimos el coche hasta Ibdes, cruzamos el río mesa y unos metros después nos encontramos con una trifurcación, tomamos la pista que salía por la derecha ascendiendo ligeramente y continuamos por ella, siempre paralelos al Río Mesa y a la carretera que lleva hasta Jaraba. El camino de la izquierda señalaba hacia Llames, Nuévalos y al Monasterio de Piedra y el central nos acerca hasta la antigua nevera donde se guardaba la nieve caída en invierno para utilizarla en los períodos más cálidos.

Al poco de empezar a caminar la pista desciende en una corta bajada y a unos doscientos metros encontramos una bifurcación tomamos la pista de la izquierda. El suelo está lleno de un polvillo de color entre blanco y grisáceo que más tarde me enteré que era procedente de las tobas calcáreas.

Pasamos por campos de cultivo y pinares, durante todo el camino estuvimos acompañados por tiros de escopeta, algunos sonaban extremadamente cerca y el disparo retumbaba en las paredes rocosas de la zona. No tengo muy claro si eran cazadores o algún tipo de mecanismo para ahuyentar aves de los cultivos… lo que si lo encontré, molesto, prefiero que me acompañe el canto de los pajarillos cuando salgo a caminar que no los tiros de escopeta.

Pista de Tierra

Llegamos a otra bifurcación, en la que volvemos a tomar el lado izquierdo que se inicia con una pequeña cuesta, el suelo aquí es de color rojo, como la arcilla. El camino continua llano y no hay posibilidad de pérdida ya que las marcas del GR-24 aparecen a menudo y bien marcadas. Observamos cuevas en las paredes y me pregunto si alguna vez sirvieron de refugio para pastores u animales, me imagino que las que están a poca altura si.

Llegamos a otra bifurcación y volvemos a tomar el camino de la izquierda. Pasamos por los restos de una casa en ruinas y un poco más adelante vemos lo que, una vez mirado en el mapa, es un barranco en el que podemos apreciar una gran cantidad de piedras y restos arrastrados por el agua. Llegamos a una zona llamada La Serna desde la cual se puede ver a la izquierda una columna rocosa llamada La Torrecilla curiosa en su forma.

La Torrecilla

Unos metros después, mirando hacia arriba y a la izquierda se ve un trozo de la carretera de Campillo, al rato cruzamos esa misma carretera y entramos por el camino de la planta embotelladora de agua mineral Lunares.

Reflejo en el Río Mesa

Cruzamos un puente sobre el río Mesa y entramos en Jaraba 90 minutos después. El pueblo estaba dormido por las celebraciones de las fiestas en honor a la Virgen de Jaraba. Dimos una pequeña vuelta por sus calles y emprendimos el regreso hacia Ibdes por el mismo camino por el cual habíamos llegado.

Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track y los WP’s pulsa AQUÍ

Gráfica de la Subida

Otros Datos de Interés



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *