Camprodon – Ermita de Sant Antoni – Camprodon

Para hacer esta ruta nos desplazamos en coche hasta Camprodon. Lo dejamos aparcado en un parking descubierto que hay a la entrada del pueblo, a mano derecha, al lado de un gran parque. Desde allí mismo tomamos el sendero a Sant Antoni marcado con un indicador. El camino, húmedo y estrecho, asciende bordeando la montaña de Sant Antoni. Si mirábamos hacia nuestra derecha podíamos observar como el pueblo de Camprodon se hacía cada vez más pequeñito.

Unos 30 minutos después nos encontramos con una fuerte pendiente. En el lado izquierdo habían colocado unas cadenas, ya que el suelo era bastante resbaladizo, lo cual facilitaba la subida.


Pasamos este tramo y continuamos ascendiendo. Tardamos aproximadamente 1 hora en llegar hasta una zona llana donde había un repetidor de Retevisión, lo bordeamos por el lado derecho y continuamos recto por la pista de tierra siguiendo las marcas hasta encontrar una en forma de cruz pintada en un pilón de hierro. En el mapa que llevábamos, marcaba un sendero un poco más adelante, nos acercamos hasta allí, pasamos el punto, volvimos atrás, pero no lo encontramos así que nos dirigimos de nuevo al pilón donde habíamos visto anteriormente la cruz y subimos por allí hasta llegar a Sant Antoni.

Al llegar a la ermita pudimos contemplar estas preciosas panorámicas. Rodeando la iglesia tenemos 360º de espectaculares vistas: Sant Pau de Segúries, Camprodon, Llanars, La Roca, Molló, Costabona, Bastiments, el macizo del Canigó, etc.

La ermita actual de Sant Antoni data del 1702 y tiene, anexa, una casa para ermitaños. Fue restaurada hace pocos años por la entidad Amics de Sant Antoni. En el exterior hay una barbacoa y varias mesas de picnic situadas estratégicamente para poder apreciar el entorno. No se me ocurre nada mejor que comerme unas butifarras con all i oli contemplando el maravilloso paisaje que se extendía ante nosotros 😛

En la parte de atrás de la ermita hay unos escalones, los bajamos y seguimos a las marcas de color rojo a través del bosque. El suelo parecía una alfombra de hojas, todo mullidito 🙂 Este tramo del sendero tenía en muchos sitios escalones de tierra con topes de madera. Al final del mismo llegamos al camino que nos acercó hasta el Pla de Bonaire. Desde ahí podíamos haber seguido hasta el Collet d’en Sivilla pero preferimos continuar por la pista.

Diez minutos después encontramos los desvíos que llevaban a Camprodon (a la izquierda) y al Remei (derecha) y también los pasamos de largo. Llegamos a la Font del Boix donde paramos un momento para refrescarnos. Poco después vimos el campo de golf y llegamos a la carretera, pasamos la Font del Botas y en unos minutos vimos las casas de Camprodon. Atravesamos el pueblo hasta llegar al parking donde habíamos dejado el coche y volvimos al camping.



Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track y los WP’s pulsa AQUÍ

Gráfica de la Subida

Otros Datos de Interés



5 comments to Camprodon – Ermita de Sant Antoni – Camprodon

  1. JOSE ANTONIO dice:

    Esos caminos mulliditos de hojas son de ensueño, me encantan.
    Y las vistas extraordinarias.
    Cuando se vistan de blanco las montañas será un panorámica tremenda.
    Un abrazo.

  2. Mayte dice:

    hola, Xenaia
    He descubierto tu blog buscando en google sobre la playa de Gulpiyuri, pues este próximo fin de semana, emprendo camino a Asturias, a hacer la ruta del Cares y ver la playa de Gulpiyuri y los bufones de Pravia
    Lo he estado curioseando y tienes cosas muy interesantes y fotos muy buenas.
    ¡Me gusta tu blog! Asi que, a partir de ahora, me haré seguidora tuya.
    Un fuerte abrazo

  3. xenaia dice:

    Jose Antonio, las vistas son una pasada! a ver si vamos este invierno y repito foto con nieve 🙂

    Un abrazo 🙂

    Mayte, gracias por visitar mi blog, me alegro mucho de que te haya gustado! Son los comentarios, de amigos como vosotros, los que me dan muchos ánimos para seguir compartiendo con todos nuestras salidas 🙂

    Ya me contarás que tal por Asturias y el Cares…

    Un abrazo

  4. SARITA dice:

    El año pasado subimos hasta la Ermita de casualidad huyendo del atasco en Vallter… nos encantó la vista desde allí y la soledad de la zona en comparación con el tumulto de lo conocido.

    Me encanta tu Blog, sigue así, por cierto te conocí a través de Jose Antonio.

    Un saludo.

  5. xenaia dice:

    Hola Sarita 🙂

    Yo también te conozco a partir de los comentarios que dejas en el blog de Jose Antonio 🙂 y ahora siguiéndote en el tuyo que está genial.

    Todo lo que hemos visto hasta ahora de Camprodon nos ha encantado!! a ver si el próximo fin de semana podemos escaparnos otra vez por allí 🙂

    Saludos

    xena :-h

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *