Marxeta, XXII Edició, Vilassar de Dalt

Ayer asistimos a la “Marxeta XXII Edició” organizada por Agrupació Científico-Excursionista de Mataró que este año se celebró en Vilassar de Dalt.

La salida se dio a las 8 en el Parque de Can Rafart pero nosotros salimos casi 10 minutos más tarde. Se podían elegir entre dos rutas, una, “La Mini-Marxeta” de unos 13,800mts. y la otra, “La Marxeta” de unos 18,800mts según la organización. Las señales a seguir eran de color azul y amarillo. Había abundantes indicaciones a lo largo de todo el recorrido por lo que era difícil perderse. Como muchas veces pasa en este tipo de eventos se formaron algunos atascos y hubo mucha gente que no respetó el trayecto establecido y tomó itinerarios más fáciles.

Inicio de la Marxeta

Salimos del parque y giramos hacia la izquierda por la Riera de Targa y en la primera calle, Avinguda de Sant Sebastià, volvimos a girar a la izquierda hasta llegar a la altura de la ermita del mismo nombre que está situada en el límite con Cabrils, en frente del cementerio. Esta ermita fue construida en 1570 y dedicada a Sant Sebastià, uno de los santos más invocado como protector de epidemias, especialmente de la peste. Durante la guerra civil, la ermita, fue dañada y se restauró en 1961.

Ermita de Sant Sebastià (Foto cedida por Jordi & Montse)

Txus, Jordi y Montse

Tomamos el antiguo camino de Can Boquet y, unos 45 minutos después de la salida, pasábamos por la roca de La Granota en donde se acostumbra a ver escaladores midiendo sus habilidades con la roca. A esta altura estaba lloviendo, no un gran chaparrón pero si algo más que unas cuentas gotitas y nosotros con los chubasqueros en casa 🙁 Normalmente siempre los llevamos en la mochila pero habíamos escuchado que la previsión del tiempo era buena y por esta vez los dejamos en casa y claro, ya lo dice la ley de Murphy “Si no llevas paraguas, lloverá en cuanto salgas a la calle (aunque haya hecho un día estupendo hasta entonces) y si llevas el paraguas encima durante todo el día, no lloverá” cambiamos paraguas por chubasquero y voilà, así fue 😛

Vistas desde el Camino

Enseguida llegamos a la Masía de Can Boquet al lado de la cual se encuentra la capilla románica de Sant Salvador. Pasamos también por las rocas de Can Boquet donde se desviaban los que hacían la Mini-Marxeta, el resto continuamos por la derecha hacia la Font d’en Dirol hasta llegar al dolmen conocido como la Roca d’en Toni. Este dolmen es de la época neolítica (2200-1800 aC) y se documentó por primera vez en al año 1904 por Francesc Carreras i Candi.

Sant Salvador de Can Boquet (Foto cedida por Jordi & Montse)

Roca d’en Toni

Alrededor del dolmen había una amplia zona donde pusieron el primer control y el almuerzo. Para recuperar fuerzas teníamos unos grandes trozos de coca, riquísima por cierto, trozos de chocolate (para acompañar a la coca), zumos, leche y café.

1er. Avituallamiento

Con el estómago algo más lleno continuamos el camino. Mientras descendíamos, pasamos por Cal Senyor (restaurante e hípica), Can Martí de Dalt y Can Gurguí (masia del S. XI). En este punto la pista volvía a ascender hasta llegar a la Masía Can Riera, del S. XVI.

Masía Can Riera

Poco después llegamos a la Ermita y al Turó de Sant Mateu. Allí estaba el 2º avituallamiento con zumos, magdalenas, chocolate, gominolas y unas galletas de “Casa Graupera” que estaban ricas ricas!

Ermita Sant Mateu (Foto cedida por Jordi & Montse)

Los Niños

Las Niñas

Descendimos de nuevo, la pista nos llevó entre el Turó del Bon Jesus y el Parc de la Cadira del Bisbe, continuamos hasta el Turó d’en Cases y en algo menos de media hora llegamos hasta el Castell de Vilassar de Dalt, del S. X que perteneció a los señores de Burriac.

Castell de Vilassar de Dalt

Una vez en el pueblo pasamos por algunas de sus calles hasta llegar de nuevo al Parc de Can Rafart donde entregamos el volante sellado y nos regalaron una mochila bandolera que dentro llevaba un bote de champú Pantene. También había un pequeño aperitivo con patatas fritas, olivas, cortezas, queso, bebidas, etc.

En la Meta con los regalitos

Línea de Meta

Mientras degustábamos el aperitivo tomé unas cuantas fotografías de la gente que iba pasando por la línea de meta. Por lo que nos dijeron la participación fue, más o menos, de unas 850 personas. Una vez terminado el pica-pica pensamos que sería buena idea utilizar el champú que nos habían regalado 😛 así que, cogimos los coches y pa’casa.



Mapa de la Zona y Track
Si quieres descargar el Track y los WP’s pulsa AQUÍ

Gráfica de la Subida