Pels Volts d’Esponellà

El viernes, sobre las 9, salimos hacia el Camping Esponellà, en la comarca del Pla de l’Estany, para pasar allí el fin de semana. Llegamos sobre las 11, nos registramos en recepción y tras dar una vuelta por allí, nos instalamos en nuestra parcela. El camping está bastante bien, como puntos a destacar, la simpatía y amabilidad de las chicas de recepción, el campo de minigolf y el alquiler de kayacs para navegar por el río Fluvià. Como detalles a mejorar el camino principal, que al ser de tierra los coches levantaban mucho polvo al pasar, siendo una posible solución el regarlo un par de veces al día o que lo asfaltaran. Los lavabos, aunque un poco antiguos, estaban limpios y bien cuidados y en las duchas el agua salía con presión.

Después de comer dimos un paseo por los alrededores. Tomamos el Camí de les Rescloses que empezaba en la entrada del camping y lo seguimos en dirección norte hacia la presa de Martís. Se construyeron en su día tres rescloses, para producir energía eléctrica, aprovechando el curso del río, de ahí su nombre. Aproximadamente 15 minutos más tarde llegamos a la Font de la Central con varios caños de agua fresca que no probamos, ya que había un letrero que no garantizaba su potabilidad. Pasados unos metros llegamos a la altura de la presa, el camino se bifurcaba y nosotros tomamos el de la izquierda, a lo lejos se escuchaban gritos y risas de gente que estaba disfrutando de un baño en el río.

La pista giraba enseguida hacia la izquierda y con ella se terminaba la pista y empezaba la carretera asfaltada aunque sin apenas tráfico. Seguimos caminando y al poco vimos el Restaurant Les Heures a mano izquierda y la residencia para la 3ª edad Pla de Martís, enfrente de la misma estaba el antiguo centro BTT (Casa dels Enginyers).

Desde el Pla de Martís, en un día despejado, se divisan los Pirineos. Nosotros, verlos, no se si los vimos pero desde luego disfrutamos del paisaje hasta donde nuestra vista alcanzaba. A ambos lados de la carretera, campos y más campos de cultivo la rodeaban.

Las señales que íbamos siguiendo eran azules y blancas, las de BTT o los postes para senderistas pero el itinerario no estaba muy bien marcado, había tramos bastante largos sin señalizar y las franjas pintadas no se distinguían bien. Acabamos enlazando con un GR pero pronto nos dimos cuenta de que en algún punto habíamos pasado de largo el desvío y que tendríamos que dejar la visita al Castell d’Esponellà, que en un principio era nuestro destino, para otro momento ya que era bastante tarde. Retrocedimos un poco hasta el último cruce que habíamos pasado y tomamos esa pista que nos llevaría de nuevo al camping.


Mapa de la Zona y Track

Gráfica de la Subida


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *