Ruta de l’Estany, Puig Clarà i la Puda a Banyoles

El domingo nos despertamos temprano. Para ese día se esperaba que hiciese bastante calor así que confiábamos en tener la parte más dura de la ruta terminada para cuando empezase a apretar el sol. Llegamos a las 8:15 a Banyoles y dejamos el coche en el primer sitio libre que encontramos en una de las calles próximas al lago. Hay bastantes rutas posibles cerca del estanque, todas ellas realizables a pie y en bicicleta. Nosotros optamos por hacer una mezcla de varias de forma que pudiésemos visitar lo máximo posible de los alrededores en solo una mañana.

Empezamos caminando por un paseo que rodea completamente el lago y que al parecer es muy utilizado para practicar footing, ya que, pese a lo temprano que era nos encontramos con numerosos corredores. Paralelo al camino había una pequeña pista que se utilizaba como carril bici, también muy concurrida a esas horas.

Fuimos bordeando el lago y acercándonos a los diversos miradores conforme íbamos pasando por ellos. Había gente practicando remo con su canoa a lo largo del lago, probablemente socios del club de remo que hay en uno de los extremos del estanque.

Cuando ya habíamos hecho la mitad de la vuelta al lago, empalmamos con otra ruta, esta nos llevaría hasta un pequeño turó, Puig Clarà (315 mts.), desde el cual pudimos contemplar todo Banyoles desde lo alto. Este itinerario no estaba tan transitado como el anterior, probablemente porque ya había un poco de desnivel y el camino era más bien un sendero. Este tramo estaba muy bien señalizado e incluso especificaba el tiempo que se podía tardar en llegar a la cima del turó. Según las señales necesitábamos 50 minutos, nosotros tardamos poco más de media hora sin ir demasiado deprisa y parándonos un rato en la cima para tomar unas cuantas fotos, así pues, supongo que es un ruta apta para todo el mundo.

Una vez arriba, nos encontramos una plataforma de madera que sirve de perfecto balcón para tener una panorámica perfecta de todo el lago. Desde allí arriba puedes entender por qué le llaman el Pla de l’Estany a la comarca, todos los alrededores del lago son una extensa planicie que a lo lejos queda interrumpida por montañas. Después de tomar unas cuantas fotografías del lugar seguimos el camino que nos llevó hasta la iglesia románica de Sta. Maria de Porqueres (s. XII), de nuevo al lado del lago.

Cuando ya estábamos a punto de acabar la ruta, decidimos enlazar con otra, la de la Puda i les Estunes, llamada así por el antiguo balneario de la Font Pudosa, actualmente abandonado. Esta pequeña ruta, de unos 45minutos, tenía un trozo que no nos gustó demasiado, ya que pasaba por al lado de una carretera, a pesar de ello, el resto del itinerario es un paseo muy agradable entre campos de cereales y jardines.

Una vez terminada enlazamos con la anterior y acabamos de dar la vuelta al estanque. Cerca del inicio/final de la ruta había una reconstrucción de un poblado neolítico que se hizo encima de los restos del poblado original. Había letreros anunciando las diferentes horas y días en los que se daban visitas guiadas al poblado. Lamentablemente nosotros llegamos 1h tarde a la visita y lo tuvimos que ver desde fuera.

Mapa de la Zona y Track

Gráfica de la Subida


Guarda entrada en PDF

2 comments to Ruta de l’Estany, Puig Clarà i la Puda a Banyoles

  1. dani heras soler dice:

    unas fotos molt molt bonicas i un genial dia

  2. xenaia dice:

    Gràcies Dani! Vam gaudir molt d’aquesta excursió 🙂 Una abraçada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *