Fin de Semana en la Vall de Camprodon

Teníamos pendiente desde el año pasado una ruta circular por Camprodon y este sábado la hicimos. Salimos del Camping Vall de Camprodon sobre las 10 de la mañana y giramos a mano izquierda siguiendo el PR-C 188 (marcas blancas y amarillas) que transcurre un trozo paralelo al rio Ter. Pasamos por debajo de un viaducto de agua y continuamos un tramo a la par con el canal. Dejamos atrás un desvío a la izquierda y continuamos hasta llegar a los postes indicadores, donde giramos a nuestra izquierda. Poco después llegábamos a la altura del Santuari del Remei pero, como ya lo habíamos visto la vez anterior, en esta ocasión sólo le hice una foto ya que cada vez que lo veo no puedo dejar de admirarlo. Buscando por internet alguna información la encontré en el blog de Conèixer Catalunya y os pego un trozo de su historia:

“Los datos históricos cuentan que la antigua parroquia de San Cristóbal de Creixenturri, de la que tenemos datos del año 1169 en ocasión de una reclamación del diezmo, fue destruida por un terremoto en 1428.

Una vez rehecha, pasará el año 1597 a ser sufragánea de la de Camprodon. Había sido trasladada la imagen de Santa María que se veneraba en la capilla del castillo, cuando aquél fue demolido en 1554; años después era llamada la Mare de Déu del Forat, por cuanto se encontraba en una hornacina rústica. La imagen se convirtió en centro de devoción local y comarcal desde el inicio del siglo XVIII.

En 1812 los dueños de la gran masía del Mariner de Sant Pau, junto con los propietarios del Sitjar, hicieron edificar otra capilla y un camarín, sin embargo, la vieja iglesia resultaba pequeña el día de la fiesta, y se fue ampliando, hasta que fue reemplazada por la actual, obra de Antoni Masmitjà, iniciada en 1849 y finalizada a finales del s. XIX dentro de un eclecticismo neogótico”.

Seguimos por el camino principal, giramos a la izquierda y pasamos entre unos postes que había al lado de una verja metálica. El camino comenzaba a ascender lentamente. Más adelante nos encontramos otra puerta de cercado, esta vez era un simple alambre enrollado, pero servía para su función, que no pasaran las vacas que pastaban por allí. Nos encontramos con un simpático perro cazador que, aburrido de seguir las órdenes de su amo, nos siguió en nuestro ascenso un buen trecho hasta que, cansado de tanto subir, aprovechó que bajaban unos ciclistas y nos cambió por ellos 😛

Unos metros después, el camino se convirtió en una senda por la cual llegamos hasta el Collet d’en Sivilla. Allí nos encontramos con varias señales que indicaban las rutas hacia Oix, Camprodon y Pla de Bonaire. Nosotros tomamos la que llevaba hacia Pla de Bonaire.

A medio camino nos detuvimos para disfrutar de estas magníficas vistas. La calma y la paz que se respiraban en aquel lugar invitaba a quedarse más rato contemplando el bello paisaje pero al cabo de unos minutos continuamos caminando hasta llegar al Pla.

Allí nos tomamos unas fotografías y comimos unas cuantas galletas. Tras ese pequeño tentempié nos dirigimos hacia nuestra derecha y caminamos unos 15 minutos más hasta que llegamos al desvío (a la derecha) que llevaba al Remei y unos pocos metros después, a nuestra izquierda, el que se dirigía a Camprodon que fue el que tomamos.

A partir de aquí las señales disminuyeron, aunque todavía podíamos, más o menos, seguir las marcas rojas. Tampoco encontramos hitos, 2 o 3 como mucho y el camino se hizo más difícil de seguir. Llegamos a un cruce y giramos hacia la izquierda al ver el camino más despejado pero poco después se terminaba así que dimos media vuelta y tomamos el de la derecha que estaba algo más escondido pero que nos llevó por un sendero que descendía entre los árboles.

Media hora después de haber tomado el desvío a Camprodon llegábamos a la carretera que pasa por las afueras del pueblo. Entramos en la panadería para comprar una barra de pan y desde allí nos dirigimos al parque.

Caminamos por el margen de la carretera hasta la altura del Pont de les Rocasses donde tomamos un pequeño desvío a la izquierda y seguimos paralelos a la carretera y al río hasta llegar al camping.



Mapa de la Zona y Track

Gráfica de la Subida


Guarda entrada en PDF

10 comments to Fin de Semana en la Vall de Camprodon

  1. Abi E. dice:

    Hola Xenaia, no es mal sitio la zona de Camprodón para realizar una marcha de senderismo, lo mísmo que darse un paseo por el pueblo.

    Besos
    el lio de Abi

  2. antonio dice:

    Preciosa vista con tanta variedad de colores,y el día por lo que veo fabuloso.

    Este otoño no hemos salido por una lesión en el pié de mi mujer que le cuesta de marchar, y tengo unas ganasss! jajaja..

    Abrazo y saludos afectuosos!

  3. xenaia dice:

    Abi E., Camprodon es un pueblecito que nos encanta! y siempre que podemos hacemos una escapada, hay tanto por ver…
    Besos

  4. xenaia dice:

    Antonio, más que un día de otoño parecía de primavera! Lamento la lesión en el pie de tu mujer y espero que pronto podais estar de nuevo disfrutando al aire libre 🙂
    Un besazo!

  5. JOSE ANTONIO dice:

    Que envidia me das!!!!
    Muy bonita la ruta y un tiempo precioso, primaveral,…
    Disfruta y sigue contandonos tus aventuras.
    Un abrazo.

  6. xenaia dice:

    José Antonio, ya sé que para ti el tiempo transcurre más lentamente ahora pero créeme cuando te digo que en nada volverás a estar correteando por ahí. Animo y cuídate mucho!!
    Un abrazo

  7. Hola, esta ruta la hice hace un tiempo y la verdad, me encanto y guardo muy buenos recuerdos de ella.

    Si, Camprodon és maravilloso, con su gran puente y esas tiendas antiguas que hacen que vuelvas a un tiempo ya muy lejano.

    gracias por compartir con todos vuestras vivencias-

  8. xenaia dice:

    Los sueños vuelan, me encantan las tiendas de Camprodon!!!!!
    Gracias por dejar tu comentario 🙂
    Saludos

  9. HOLA

    UNA BONA RUTA

    SALUT
    JOAN

  10. xenaia dice:

    Hola Joan 🙂
    Contenta de que t’agradi 🙂
    Salut

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *