Castañada en Oix

Llevábamos un par de años queriendo volver a Oix a recorrer alguno de los múltiples caminos que nos dejamos por ver la última vez que estuvimos por allí, pero como siempre pasa en estos casos, todo se va posponiendo continuamente. Esta vez nos propusimos aprovechar el puente del 1 de noviembre y hacer una salida por esa zona pasase lo que pasase.

El tiempo no pintaba excesivamente positivo para el inicio del fin de semana, pero confiamos en que se acabaría arreglando. Las previsiones al final se acabaron cumpliendo, y aunque el sábado nos hizo un día muy gris y lluvioso, para el domingo amaneció un cielo completamente despejado y con promesas de sol y calorcito.

Nos levantamos no demasiado temprano para tratar de evitar el frío de primeras horas y asegurarnos que no habrían demasiadas nubes persiguiéndonos 😀 Nos habíamos planteado una ruta nueva que esperábamos que fuese interesante. Salimos desde el camping La Soleia d’Oix en dirección a la casa de turismo rural de Can Pei.

Este camino, que ya lo conocíamos de las otras veces que habíamos venido, transcurre paralelo a la riera d’Oix en dirección al santuario de la Mare de Déu d’Escales, no obstante nuestro objetivo no era ese así pues, cuando el camino por el que íbamos se bifurcó, seguimos por la pista principal dejando atrás el desvío hacia el santuario que continuaba por nuestra derecha.

El camino nos fue llevando hacia la Vall d’Hortmoier paralelo a la riera de Beget y 15 minutos después llegamos a una gran explanada herbosa con muchos árboles, ideal para hacer un picnic en verano. Desde aquí salía el sendero que nos llevaría a Talaixà nuestro primer destino del día. La senda comenzaba atravesando el río a través de la Palanca del Samsó.

Pese a que la altura no es significativa (en el punto más alto debe haber un par de metros), conviene decir que da un poco de impresión ya que no hay quitamiedos a los lados de la pasarela, de todas formas el puente es bastante ancho, así que los que sufran en estos pasos solo han de quedarse en medio del puente 😉 Para los no tan aventureros… siempre es posible cruzar el río, si no lleva mucha agua, por debajo, saltando de roca en roca :D.

Una vez en la otra orilla, nos adentramos en un bosque de castaños que nos resulto bastante opresivo debido al calor y la humedad reinante provocada por las lluvias del día anterior. No obstante, el olor de la hierba, de la tierra mojada, el olor a naturaleza, que los pixapins que vivimos en la ciudad no podemos disfrutar tanto como quisiéramos, siempre nos resulta maravilloso!!

El suelo estaba plagado de castañas, así que decidimos coger unas pocas para celebrar la castañada con castañas recolectadas por nosotros mismos 🙂

El camino seguía ascendiendo durante todo su recorrido hasta Talaixà, aprovechamos que pasaba cerca de una masía abandonada, el Vaquer, para hacer una pequeña pausa y dar una vuelta por lo que quedaba de sus campos.

Había unas piedras puestas a modo de asiento debajo de unas grandes moreras que en verano debían ser geniales para estar a salvo del sol y disfrutar del airecito y la sombra. Cerré los ojos para disfrutar de ese momento y pude imaginarme fácilmente como debió ser la vida allí tiempo ha… Nosotros aún teníamos un largo camino por delante de manera que no nos entretuvimos demasiado y continuamos nuestro camino 🙂

Treinta minutos más tarde llegamos a Talaixà, en la web de “Amics de Talaixà” podéis conocer la historia de “el Rodri” y de cómo su sueño, al final, se hizo realidad.

Nos dimos una pequeña vuelta mientras nos comíamos unas galletas y seguimos en dirección al Ferran. El camino hacia la cima en ocasiones no está muy bien indicado, aunque como el objetivo es llegar arriba al final acabas encontrándote con las marcas del PR en caso de que las hubieses perdido. Cabe decir que la subida es bastante dura, la inclinación de la pendiente es muy pronunciada en algunos trozos y lo cierto es que se hace bastante ejercicio tratando de no resbalar hacia atrás y perder el terreno ascendido jajaja.

Tardamos unos 40 minutos en llegar hasta la cima, no parece una gran marca teniendo en cuenta que la distancia total es poca, pero no puedo ocultar la alegría que me produce siempre llegar a una “cima” aunque se trate de una que está apenas a 983 metros. El esfuerzo necesario para alcanzarla hace que te sientas mucho más satisfecho!

Después de una breve pausa contemplando el paisaje desde esta pequeña cima del mundo, seguimos nuestra ruta, que nos tenía que llevar hasta Santa Bárbara de Pruneres, al suroeste del Ferran.


Empezamos el descenso en dirección al Pla de Ferran y Coll de Terres este camino ya lo habíamos hecho anteriormente en sentido contrario, pero lo cierto es que casi no lo recodábamos, es lo que tiene posponer tanto tiempo el volver a los sitios… Desde Coll de Terres se puede tomar el desvío hacia la masía el Maranyó y el santuario de Mare de Déu d’Escales pero en lugar de eso continuamos hacia Plansesserres, Coll de la Bassa y la Balma del Corneta aunque no bajamos a verla ya que habíamos estado en otra ocasión. El sendero era bastante accidentado, todo lleno de piedras y grietas y no nos permitía ir demasiado deprisa. A veces las marcas del camino desaparecían y teníamos que mirar bastante la ruta en la PDA, pero en general, el recorrido es bastante sencillo de seguir.

Después de unos 45 minutos de descanso desde la Balma del Corneta acabamos llegando a la riera d’Escales que cruzamos para pasar a la otra orilla. Desconocemos si en otra época del año baja el agua crecida, en esta ocasión apenas había unos cuantos charcos lo que nos permitió cruzarla con facilidad. No vimos ningún puente ni paso para poder atravesarla en caso de que hubiera un gran caudal de agua, lo que no quiere decir que no lo haya. Una vez en el otro margen sólo nos quedaba volver a subir la montaña para llegar a la iglesia de Santa Bárbara, fácil no? :P. Ascendimos hasta casi llegar a Coll de Jou para después desviarnos hacia la derecha en dirección a Coll Sitrelles. Una vez allí vimos una pista forestal giraba a la izquierda en dirección a la masía el Pujol. Nosotros continuamos por la derecha unos 150 metros y cogimos otra vez el camino que de la derecha, en una zona rocosa aunque bien marcada con hitos de piedras. Aquí nos encontramos con 2 problemas, el primero era que se nos estaba haciendo tarde y en noviembre ya anochece muy rápido, así que nos planteamos si volver por el camino rápido o tratar de llegar a la iglesia.

El segundo era que no se veía por donde salía el camino hacia la iglesia desde donde estábamos. Calculando que nos quedaban pocos kilómetros al final decidimos seguir la ruta que nos habíamos propuesto inicialmente, aunque lo cierto es que tuvimos que hacer bastante uso de la PDA en ese punto porque el sendero de subida no estaba nada claro. Por suerte ese trozo duró poco y al final acabó enlazando con un camino que en comparación con el resto de la ruta parecía una autopista, no tenía piedras, era llano y en ocasiones podíamos ir los 2 uno al lado del otro!! Este trozo de la ruta también nos gustó mucho aunque no pudimos entretenernos demasiado a contemplar el paisaje porque teníamos la presión de que no se nos hiciese de noche antes de tiempo.

Finalmente llegamos a la cima de la colina (que es donde se encuentra la iglesia) y le pudimos echar un vistazo más bien breve. Por lo que pudimos ver se encuentra muy bien conservada, tiene construida una casa al lado en la que vivía alguien (no sabemos si sería el Mossèn!) y se puede llegar en coche por un pista muy bien arreglada.

Iniciamos la última etapa de la ruta desde allí por un PR señalizado que nos llevaría hasta Oix. Podíamos haber seguido por la pista que salía desde Sta. Bárbara, pero según el mapa daba bastantes vueltas así que decidimos seguir el PR que bajaba campo a través por la ladera de la colina en dirección al Coll de Palomeres.

Al final el PR acaba enlazando con la pista, pasamos por el Collet de la Teula y la seguimos durante un buen trozo. Pese a todo, antes de llegar a Oix el PR vuelve a desviarse de la pista en un sendero más recto que acaba por llevarnos al pueblo. Esta última parte no la disfrutamos mucho ya que íbamos bastante rápidos, el sol ya empezaba a ponerse y no quisimos entretenernos más de lo necesario. Finalmente llegamos al camping y aún tuvimos unos 30 minutos más de luz.

La ruta es muy chula, pero resultó más larga de lo que inicialmente habíamos previsto y el desnivel acumulado, al final, también fue más de lo que estamos acostumbrados por lo que el cansancio se hizo notar y nos impidió, a mi sobretodo, disfrutar al máximo de la excursión. De todas formas, esperamos repetirla de nuevo ya que me quedé con ganas de fotografiar la iglesia!! Con suerte eso será antes de 2 años 😛




Mapa de la Zona y Track

Gráfica de la Subida

10 comments to Castañada en Oix

  1. antonio dice:

    Feliz 2012 Xenaia!

    Una ruta muy chula con unos paisajes esplendidos.
    Esta zona es una maravilla para caminar y disfrutar de la naturaleza, yo creo que engancha 🙂

    Me alegra encontraros por la red y saber de nuevo de vosotros.

    Abrazos y saludos afectuosos!

  2. xenaia dice:

    Antonio, feliz 2012 para ti también!! a nosotros nos encanta la zona de Oix y siempre que vamos decidimos volver de nuevo, será como tu dices, estamos enganchados 😛
    Un besazo!

  3. Jose dice:

    Hola Xenaia
    Estupendos paisajes y preciosas vistas, muy chula la foto del tramo de senda cubierta por los arboles…

    Un beso
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

  4. xenaia dice:

    Gracias Jose, la ruta vale la pena!!
    Un besazo!

  5. SARITA dice:

    Preciosa ruta por una zona impresionante, hace unos años ascendí al cercano y modesto Puig de Bestracà y las vistas de la Cresta del Ferrán son una pasada… el Ferrán es una de mis cumbres pendientes, felicidades!!

    Un fuerte abrazo desde la tropical Panamá!!

  6. Ismael dice:

    Muy bonita la ruta, jo,, ya te echabamos de menos, el catañar precioso, la proxima vez que suba por esa zona te pediré consejo. Saludos.

  7. xenaia dice:

    Sara, yo soy una enamorada de la cresta del Ferran 😛 siempre que voy por allí le hago mil fotos! :)Espero que esteis disfrutando a tope en Panama!!
    Besotes!!

  8. xenaia dice:

    Ismael, hemos hecho bastantes rutas por la zona, así que pregunta lo que quieras!!
    Yo también echaba de menos estar con vosotros 🙂
    Un besazo!

  9. La excursión está muy bien descrita y las fotos estupendas. Así que he podido disfrutarla al seguirla en el blog. Felicidades y a continuar disfrutando de la naturaleza.

  10. xenaia dice:

    Gracias Jesús, me alegro de que te haya gustado!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *