Vallromanes

Prado

Como la ruta de la semana pasada por la zona de Vallromanes no nos acabó de convencer, pero la zona nos gustaba, decidimos optimizarla para caminar el máximo posible por senderos o pistas de tierra evitando de esa manera el asfalto.

Esta vez, en vez de salir desde Montornès lo hicimos desde Vallromanes, de esta forma nos ahorrábamos unos cuantos kms. de carretera. Aparcamos el coche, una vez pasado el ayuntamiento y accedimos a una pista de tierra por la segunda calle a mano derecha (esta parte que explico ahora es igual que la ruta anterior por lo que algunas fotos y descripciones serán las mismas). Poco a poco vamos dejando el pueblo atrás e internándonos por un sendero en el bosque. El camino ascendía suavemente hacia el Turó de Can Cirera para llegar hasta el Coll de Clau (aprox. 30′) por donde concurrían diferentes pistas, caminos y senderos.

Bosques

Aquí lo más fácil es seguir por la pista ya que no tiene pérdida y va a parar al mismo sitio pero el inconveniente que tiene es que hay mucho más tráfico (bicis y coches principalmente) y, si hace días que no ha llovido, eso se traduce en polvo. Nosotros preferimos los senderos. No están muy detallados pero tampoco es muy difícil seguirlos, teniendo en cuenta que van, más o menos paralelos a la pista hasta llegar al gran depósito de agua donde concurren todos. Así que tal y como llegas al cruce a mano izquierda se ve un camino y justo un poco hacia su derecha sale otro (se distingue por que las raíces de los árboles forman una especie de escalera), cogemos este, seguimos unos metros y después giramos a la derecha.

Camino con Raíces de Árboles
Depósito de Agua
Desde el cruce hasta el depósito de agua hay unos 10′ andando a paso normal (claro que definir que es un paso “normal” es algo muy subjetivo :P). Una vez aquí se puede seguir por la pista o caminar un pequeño trozo por el sendero, hay tan poca distancia que realmente da lo mismo. Poco después tomamos el desvío, marcado por un cartel, hacia el Restaurant Can Gurguí.

Desvío Can Gurguí

Pasamos la fuente (aprox. 10′ desde el desvío) y enseguida divisamos la Masia Can Gurguí, la dejamos atrás y tomamos un corriol a mano derecha que retrocede un poco (volvemos a ver el restaurante a mano izq.) para ascender paulatinamente hasta Can Riera y desde aquí hasta la Font de Sant Mateu.

Masia Can Riera
Masia Can Riera

Apenas 5 minutos después vimos un sendero a mano izquierda con una marca redonda y decidimos desviarnos por allí. Tal y como indiqué en la entrada anterior esta zona es un poco perdedora ya que pasan por ella muchos caminos y es fácil despistarse por lo que recomiendo mirar a menudo el track y seguir las marcas redondas. En el caso de que no utilices GPS la mejor opción es seguir por el camino hasta llegar a la pista y una vez en ella continuar hasta el siguiente cruce de caminos.

Marca Redonda en Árbol

Para los que sigáis el sendero, además de las marcas redondas, hay un par de puntos que os indicarán que vais por buen camino. El primero, a unos 15-20′ desde donde tomasteis el desvío parece como si fuera la entrada a una mina de agua, aunque es solo una suposición, con la foto lo veréis más claro. Tal y como se ve en la imagen puede parecer que está en el lado izquierdo del camino pero no es correcto, está en el derecho ya que llegamos desde detrás.

Entrada Mina de Agua

El segundo, a unos 20-25′ del desvío, parece un pozo cerrado.

Pozo Cerrado
Fue más o menos por esa zona cuando, finalmente, uno de los seguidores del blog me reconoció. Dani, de la Peña los Güevones, pasaba con su bicicleta y se paró a preguntar si era Xenaia, que ilusión!! es la primera vez que me pasa! tendré que ir acostumbrándome a que me paren constantemente la gente por la calle? es lo que tiene la fama 😀 😛 Lástima que, por la emoción, se me olvidó hacerle una foto 🙁 La próxima vez Dani!!

Una vez pasado el pozo, en 10′ llegamos al cruce de caminos. Tomamos el del medio, fácilmente reconocible por las señales de madera en su lado izquierdo. Es parte del GR-92 y PR-36 y lo seguiremos durante unos 45′ (sin paradas) pero antes llegamos a la Roca d’en Toni. Aquí seguimos por la derecha en dirección a la Masia Cal Camat, señalada en los indicadores de madera y por la cual pasamos 15′ después.

Indicadores
xenaia
Roca d'en Toni

Llegamos a un desvío con indicadores, tomamos el de la izquierda que nos llevará hasta Can Jep de la Mel, pasaremos por la urbanización Can Nadal y nos desviaremos a mano izquierda pasando por una gran puerta de hierro hasta llegar al Torrent de Can Soldat o de Can Nadal que cruzaremos y continuaremos por ese camino hasta que lleguemos a un cruce con varios indicadores. Giramos a la derecha y seguimos por debajo del camino que lleva al refugio municipal de animales en dirección a la Masia Cal Vidrier.

Puerta de Hierro
Indicador a Cal Vidrier

Cuando llegamos a la altura de la Masia Can Ràpia nos desviamos a la izquierda y pasamos por encima de un pequeño puente por el que bajan las aguas del Torrent d’en Cuquet. Estamos en la recta final, apenas nos faltan 30′.

Puente

El camino vuelve a ascender un poco y, cansados como estábamos, hacemos un breve repaso a la familia del mismo 😛 Una vez llegamos al Coll de Forns volvemos a descender pasando por diferentes masías a lo largo del camino (unos 10′).

Llegamos a un cruce y giramos a la izquierda, a nuestra derecha queda una gran finca con unos setos enormes! Casa Guerrero. Tomamos un sendero que sale de la izquierda para evitar el asfalto y después de 10′ llegamos al coche.

21-04-2013
Curiosamente, repitiendo esta ruta, nos encontramos con Julián y Asun, seguidores del blog, que también me reconocieron y estaban siguiendo el track que publiqué la semana anterior. Me alegro de conoceros por fin!!

Mapa de la Zona y Track

Gráfica de la Subida

2 comments to Vallromanes

  1. Joan X dice:

    A ver si tengo suerte de encontrate 🙂 Yo también quiero! Lo cierto es que cuando voy por zonas autóctonas de bloguers siempre pienso en ellos, en si estarán por ahí en ese momento y la verdad es que me haría ilusión materializar la relación virtual que mantenemos los unos con los otros.

    Un beso.

    • xenaia dice:

      A mí me pasa lo mismo y lo cierto es que hace muchísima ilusión encontrarte con un seguidor y que te reconozca!!
      Lo raro es que no nos hayamos encontrado ya porque más o menos nos movemos por las mismas zonas 🙂 confiaremos en la suerte!
      Un besote!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *